sábado, 20 de julio de 2013

VIDEO: Peregrina de la JMJ acusada injustamente de narcotráfico agradece oraciones


Ángel de María Soto Zárate, peregrina mexicana que se dirigía a Río de Janeiro, a participar de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) cuando fue acusada de injustamente de narcotráfico, agradeció las oraciones de que le dieron paz en todo momento y la certeza de que “Dios iba a hacer su obra”.

La joven se encontraba a mitad de camino en Lima (Perú), cuando le robaron su pasaporte y se vio obligada a retornar a México. Al llegar al aeropuerto de la capital mexicana, luego de que le "sembraron" una maleta que no era suya y que contenía 10 kilos de droga, las autoridades la detuvieron acusándola injustamente de narcotráfico.

Tras la campaña denominada #liberÁDMe, organizada principalmente a través de las redes sociales, el Procurador General de la República anunció el 17 de julio que la joven sería liberada, pues se encontraron “fotos donde ella carga su maleta y es evidente que no es la de ella".

En un video difundido con ocasión de la conferencia de prensa que dio esta tarde, confirmando su liberación y su encuentro con sus familiares, Ángel de María aseguró que “no hay palabras para agradecerles a todos los hermanos católicos e incluso de otras denominaciones que yo sé que se movieron por mi caso”.

“Realmente no tengo manera de reconocerles o pagarles todo lo que hicieron por mí” dijo, agradeciendo “que se mantuvieran en oración”.
La joven indicó que “si yo en todo momento tuve paz, no tenía la duda de que Dios iba a hacer su obra en eso, era porque yo sabía que había más de una persona que estaba orando por mí”.

Por su parte, la hermana de Ángel de María, Leticia, expresó su alegría por volver a encontrarse con la joven injustamente detenida.

“Cuando mi hermana regresó, nos abrazamos muy fuerte, me acordé de todos los planes que habíamos hecho juntas y le agradecí a Dios el poder realizarlos”, indicó en un mensaje remitido a la prensa.

Leticia aseguro que se siente “inmensamente feliz porque está con nosotros, pero más porque la veo en paz, la veo completa y serena, claro lo que vivió fue algo fuerte, pero ella nunca dudó que saldría libre porque es inocente”.

La hermana de Ángel de María explicó que sus padres les enseñaron “a poner cada una de nuestras acciones y decisiones en manos de Dios, por eso como familia esta situación nos ha fortalecido, somos una familia que unida ha caminado siempre, una familia que nos sentimos muy queridos por nuestra comunidad católica a quien le agradezco su oración”.


Fuente: ACIPrensa

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario