lunes, 4 de julio de 2011

Tradiciones de mi Tierra

Huacho, tierra de Brujos y Curanderos: Se dice que en la campiña de Huacho por los años 50 existían gran cantidad de brujos y curanderos que tuvieron una fama a nivel nacional, cuentan que desde el norte del país llegaban brujos y curanderos para aprender algunos secretos de sus colegas Huáchanos,José Yancunta, Román Lucho, Borcio Grados, Gamaniel Villanueva, Augusto Salvador, los Hermanos Ortiz, Daniel Martínez y su esposa la reconocida bruja por gran fineza Rosario Romero Llontop, entre otros.

Se dice también que por esos años existía una gran rivalidad entre los brujos campiñeros y los brujos de Amay. Unos de los referentes fue nada menos que José Yancunta, vivió en el barrio de Luriama en pleno corazón de la campiña Huachana, fue un personaje de mediana estatura con rasgos de un típico hombre campiñero. 

Según contaba don Alcibíades Sipan La Rosa era un personaje muy simpático y amigable que transitaba de noche por Luriama con destino a la toma de agua y que a pesar de su ceguera reconocía y saludaba a las personas por su nombre cuando se le cruzaban por el camino, de igual manera cuando paseaba con su caballo blanco al trote sabía donde había sequiones para saltar la valla. 

Yancunta era un excelente jugador de gallos, cuentan que cuando apostaba por algún gallo en particular el aficionado apostaba detrás de él, pues se decía con tan sólo escuchar cantar al gallo sabía el color, tamaño y textura del galpón en competencia.

De igual manera del brujo Daniel Martínez, cuentan que este personaje era un gran preparador de Gallos de pelea, se dice que en Huaral (Aucayama) durante la final de una pelea de gallos este personaje se convirtió en un fino galpón para ganar la gran final y luego tuvieron que sacarlo metido en un cajón para que los morenos de Aucayama no lo linchen, porque un brujo y también gallero de Amay corrió la voz que el gallo ganador era nada menos que el brujo huachano Daniel Martínez y al voltear la mirada los presentes se dieron cuenta que efectivamente don Daniel estaba todo sudoroso y cansado. 

Así mismo se dice por versiones orales de antiguos campiñeros que en noches de luna llena la señora Rosario Romero se convertía en una finísima paloma blanca y volaba hacia el panteón para hacer sus rituales invocando el espíritu de los difuntos famosos de la campiña Huachana, se dice que fue la bruja mas fina en toda la zona y que para ella no había nada imposible. 

También se cuenta que cuando Borcio Grados, conocido y famosísimo brujo de Santa Maria quería hacer una broma a cualquier amigo, esté se convertía en chancho a punto de la media noche, o de lo contrario se subía a una higuera completamente desnudo para restablecer su poder y cautivar así a sus seguidores. 

Julio Solórzano Murga

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario